Autor Opinió
3 desembre 2015 a 13:00

El desastre de Cerdanyola Aparca

0 Flares 0 Flares ×
Ajuntament de Cerdanyola // Foto: Joan Murcia

Ajuntament de Cerdanyola // Foto: Joan Murcia

La auditoría oficial confirma lo que algunos ya habíamos señalado desde la oposición: Cerdanyola Aparca es una empresa en quiebra, es inviable e insalvable. Hay un problema obvio de mala gestión, hay facturas que pueden calificarse de falsas (200.000 euros por justificar) o, al menos de irregulares, da igual en el fondo porque existe un problema mayor. Cerdanyola Aparca era un ‘negocio’ concebido por encima de las necesidades existentes en Cerdanyola, creado en época de la burbuja, los aparcamientos empezaron a venderse en 2007 justo antes de explotar ésta. Además no son propiedad sino un usufructo cosa que crea multitud de complicaciones dedisponibilidad al comprador. Ni bien gestionado, que nunca lo estuvo, era un negocio que pudiera funcionar.

Bajo mi punto de vista el único destino posible de Cerdanyola Aparca es la liquidación y subasta pública de los activos (básicamente los aparcamientos en un usufructo al que le quedan 65 años) al precio real que tengan hoy en día. Eso es todo. En el último pleno me quedé con la impresión de que esta solución, drástica pero inevitable, contaría con suficientes apoyos para salir adelante. Ciertamente el nuevo Gobierno de Cerdanyola ha adoptado en bastantes puntos políticas continuistas respecto al anterior, es comprensible cuando no se tiene una mayoría clara y buena parte del equipo de gobierno no ha tenido contacto con la política municipal de Cerdanyola hasta hace unos meses. No obstante, en el caso de Cerdanyola Aparca no valdrían excusas, lo que no sea aplicar a rajatabla el programa el CXC no sería continuismo sino connivencia, y eso ya es otra cosa.

 

Jorge Haro

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Email -- 0 Flares ×